Locutor freelance ¿qué tener en cuenta a la hora de contratarlo?

Si necesitas una locutora o un locutor freelance para tu proyecto es importante que recuerdes algunos detalles a la hora de escoger uno u otro profesional

Empecemos con la voz de nuestra locutora o locutor freelance

  • Fíjate primero en el timbre del locutor freelance. O sea, “el color” de la voz. Se trata del rasgo que más identificará y dotará de personalidad el trabajo final y por lo tanto, debe ser acorde al mensaje que se quiere dar: una voz juvenil transmitirá valores, ideas, connotaciones muy diferentes a una voz adulta mayor o anciana.
  • Después del timbre debemos tener en cuenta todos los otros rasgos de la manera en que nuestra locutora o locutor freelance habla: la cadencia, si tiene alguna musicalidad, la articulación… Se trata de que nuestra o nuestro profesional de la voz se adecúe a los requerimientos concretos del texto y del producto o servicio al que se pondrá voz. Pero sobre todo, que lo haga bien: correcta pronunciación y vocalización, entonación natural ( o no, si es lo que se pide), que suene agradable…

El equipo técnico de la locutora o locutor freelance

El equipo técnico con el que cuenta nuestro locutor o locutora freelance es el siguiente punto en la lista de requerimientos y para valorarlo es imprescindible escuchar alguna demo: ¿se oyen ruidos de fondo?, ¿hay reverberación o el ruido es demasiado seco?, ¿el sonido final es agradable o suena muy estridente?.

El proceso de trabajo con la loctuora o locutor freelance profesional

Tras los rasgos de la voz y la calidad del sonido nos fijaremos en la forma de trabajar de nuestra profesional:

  • ¿Su tarifa coincide con el presupuesto disponible? En este punto es recomendable comparar al menos con tres ofertas más para saber si el precio está dentro de lo normal; actualmente muchas personas sin conocimientos de locución ofrecen este servicio porque se han visto forzadas a buscar una manera de generar ingresos. Sus precios son muy reducidos, lo cual es correcto dada la calidad que ofrecen. Cada cual debe escoger a la locutora o locutor freelance en función de todas las variables que entran en juego.
  • Los tiempos, las agendas. Es fundamental dar margen de tiempo para el trabajo de locución. A lo mejor nuestra locutora o locutor freelance no tiene disponibilidad. En mi caso es corriente que me pidan trabajos para el mismo día o para el día siguiente, pero puede suceder que, una vez entregado el audio, haya que grabar de nuevo porque el cliente quiera cambiar alguna parte del texto o quiera probar otras entonaciones: es imprescindible disponer de tiempo por delante para hacerlo. Nadie trabaja a gusto a las 22:00 porque a la mañana siguiente tiene que emitirse la cuña grabada. Y por increíble que parezca esto es muy habitual.
  • Tras la comunicación establecida por correo, Skype, teléfono o cualquier otro método “a distancia” ¿nos parece una persona seria y de confianza? No olvidemos que por el camino pueden surgir pequeñas dificultades como un texto mal redactado o que el cliente no sepa explicar correctamente qué idea tiene y será necesaria toda la experiencia de la locutora o locutor profesional para pelear el proyecto.

Y como último detalle a tener en cuenta es importante que estemos seguros con la decisión tomada; la tranquilidad vale su peso en oro.

Ya lo sabes, si estás buscando una locutora freelance para tu proyecto de comunicación, puedes contactar conmigo aquí.

En mi Web podrás ver instaladas cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y obtener información estadística de uso de los visitantes a mi Web. Si continuas navegando, consideraré que aceptas su instalación en tu navegador. Ahora bien, puedes cambiar la configuración y obtener más información aquí

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close