Ya no soy muda

Ayer contactó conmigo una locutora chilena a través de mi página en Vimeo. Su primer mensaje fue conciso, un saludo;  como me encanta eso de relacionarme a través de Internet con gente con la que nunca llegaría a encontrarme cara a cara en el mundo tangible, le devolví el saludo y la animé a conversar. Lleva dos años trabajando como locutora pero le está resultando muy difícil porque sus compañeras de profesión, en Chile, no quieren darle claves y herramientas para facilitarle la resolución de problemas y todo por el famoso “secreto profesional”; secreto al que yo también recurrí cuando me pidió información.

 

Me expuso su caso y en definitiva, concluía que necesita saber cómo trabajan otras compañeras. ¡Qué cercano me sonaba! Cuando tu contratación depende de cástings y por lo tanto, todas las locutoras somos competencia en cada trabajo, es muy delicado pedir consejo o simplemente hablar de tus dudas con otra profesional. A mí me ha sucedido y me sigue sucediendo. Y en cambio, las veces que he pedido ayuda la he recibido y en todos los temas posibles: tarifas, cómo entregar tus trabajos sin que dejen de pagarte, cómo tratar con un o una posible cliente, e incluso cuestiones técnicas sobre el estudio. Entonces, tras mi breve reflexión he recordado lo cuesta arriba que se puede llegar a hacer un trabajo apasionante si no recibes la pequeña ayuda que necesitas a veces para salir del bache.

 

Baches, siendo freelance, hay miles. Competidoras, también. Y compañeras, pocas pero buenas. Hace unas horas me planteé reducir mi mutismo a lo más estrictamente necesario y ampliar el área de información libre. Ayer, una compañera mi me pidió ayuda y mañana seguro que soy yo la que la necesita; y aunque no la llegue a echar en falta, quiero ponerme a ese lado de la orilla, el lado de quienes recordamos lo complicado que es crearte un camino cuando no tienes linterna ni brújula pero sí las zapatillas adecuadas y la fuerza.

 

Somos muchas, cada día aprendemos algo nuevo y si perdemos la vergüenza a preguntar seguro que haremos llegar esta misma reflexión a otras compañeras.

 

 

En mi Web podrás ver instaladas cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y obtener información estadística de uso de los visitantes a mi Web. Si continuas navegando, consideraré que aceptas su instalación en tu navegador. Ahora bien, puedes cambiar la configuración y obtener más información aquí

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close